higienizacion de sistemas de climatizacion conductosLas instalaciones con potencia térmica útil de más de 70 kw, de calor o frío, deben pasar revisiones al menos una vez al año del estado higiénico de los sistemas de climatización y medir la calidad de aire interior, según la modificación realizada al Reglamento de Instalaciones Térmicas de los Edificios (RITE), aprobado por el Real Decreto 1027/2007, con fecha de 20 de julio.

No es aplicable a las instalaciones térmicas de procesos industriales, agrícolas o de otro tipo, en la parte que no esté destinada a atender la demanda de bienestar térmico e higiene de las personas. El titular de la instalación es el responsable de que el mantenimiento de la instalación térmica se realice por una empresa mantenedora habilitada y de que se realicen las inspecciones obligatorias.

ACTUALIA sigue las directrices que dicta la norma UNE-100012 con el fin de cumplir los requisitos y para llevar a cabo la correcta Higienización de los Sistemas de Climatización.

El informe de conformidad que exige la norma UNE 171330-2 puede determinar la necesidad de higienizar la instalación si existen datos concluyentes de que se está produciendo contaminación como consecuencia de determinados elementos en el Sistema de Ventilación y Acondicionamiento de Aire (SSVA).

La norma UNE 100012 establece la operativa, aplicación y métodos de higienización. Establece la sistemática de preparación del área de trabajo, la forma en la que debe realizarse la limpieza y descontaminación de los conductos, recuperadores, baterías, ventiladores, forma en la que debe realizarse las aperturas y registros. También se establecen las normas de seguridad.

Necesidad de Higienización de los Sistemas de ClimatizaciónUna vez realizada la actuación de higienización deben realizarse las correspondientes comprobaciones de verificación a efectos de confirmar la efectividad de la Higienización del Sistema de Climatización. Para ello se realizarán controles higiénico-sanitarios mediante controles microbiológicos y de materia particulada, siempre por empresa independiente debidamente acreditada para la realización de los análisis realizados.

Tras la realización de la higienización y la correspondiente verificación se procede a la emisión del certificado final de limpieza. El informe incluye los siguientes aparatados:

  • Características técnicas del sistema limpiado.
  • Esquema de la instalación limpiada con ubicación de registros de acceso.
  • Memoria de equipos, productos y métodos empleados en la limpieza de conductos.
  • Reportaje gráfico de los servicios realizados (antes y después).
  • Resultados de las mediciones analíticas de comprobación.
  • Mediciones de calidad de aire interior y superficies, antes y después de la limpieza.
  • Relación y fichas de datos de seguridad de los productos empleados.
  • Recomendaciones de comprobación y mantenimiento higiénico.