calidad del aire en hoteles conferencia con banqueteSegún el Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios (RITE), la categoría IDA2 hace referencia a la calidad de aire en los hoteles, la cual debe cumplir niveles óptimos para evitar una merma de salubridad en los huéspedes.

Investigaciones advierten que la contaminación en los ambientes interiores de los edificios, concretamente en hoteles, hostales o pensiones, puede producir problemas de salud de variada naturaleza: fatiga, molestias, alergias, etc. Los síntomas de malestar vienen dados por la mala calidad de los ambientes de los hoteles, provenientes de partículas químicos en suspensión, biológicas o físicas. También, existen contaminantes ambientales como el humo, el radón, fibras minerales, resinas epoxídicas oformaldehido, que pueden aumentar el riesgo de enfermedades como las alergias, el asma, entre otros.

Los factores físicos que pueden alterar la calidad del ambiente de los hoteles, siendo éstos la humedad relativa, la temperatura, el ruido y la velocidad media del aire. Por tanto, han de tenerse en cuenta para disminuir su presencia.

Por último, enfatizar que uno de los principales contaminantes químicos es el dióxido de carbono, indicador de una inadecuada renovación del aire interior, otros contaminante químicos que también afectan a la calidad del aire en hoteles son el monóxido de carbono, los compuestos orgánicos volátiles, el dióxido de azufre, las partículas en suspensión, ozono, y diversos agentes patógenos, etc.

 

Consejos en calidad del aire en hoteles

Los expertos en CAI de ACTUALIA recomiendan poner en práctica las siguientes medidas para evitar una calidad del ambiente en los hoteles ineficiente:

calidad del aire en los hoteles conferencia con multitud

  • Renovar continuamente el aire viciado de las estancias por aire limpio por ejemplo, en los gimnasios, habitaciones, zonas de piscinas indoor, etc.
  • Asegurarse de la eficacia del sistema de ventilación, sobre todo en los aseos y vestuarios.
  • Obtener la misma presión de aire en todos los lugares para evitar el movimiento de los contaminantes y evitar corrientes que afecten la calidad de los ambientes de los hoteles.
  • Adaptar la iluminación según sea la actividad que se realiza en distintos espacios y siempre que sea posible utilizar iluminación natural, por ejemplo, en las salas de televisión, de masajes, etc.
  • Reducir el ruido, insonorizando ambientes, como en las salas de televisión, en las salas de fiesta, etc.
  • Evitar el uso de insecticidas, productos de limpieza y plaguicidas en la medida de lo posible. En las ocasiones que no es posible escoger aquellos menos perjudiciales para la salud y por tanto, que menos afecten a la calidad del aire de los hoteles.
  • Realizar limpiezas generales en profundidad cuando el hotel tenga la mínima ocupación, así se eliminarán microorganismos, mejorando la calidad ambiente hoteles
  • Evitar las humedades porque propician el moho.
  • Evitar decorar con cierto mobiliario y materiales de decoración como moquetas o telas, pues atrapan partículas de polvo con más facilidad, afectando a la a la calidad del aire de los hoteles.
  • Aislar las máquinas generadoras para evitar vibraciones molestas para los clientes.
  • Evitar que las tomas de aire exterior estén cerca de las salidas de garajes. Tampoco deben estar próximas a las salidas de aire viciado, ni torres de refrigeración.
  • La temperatura de la climatización de los hoteles debe ser la adecuada para cada espacio cantidad de personas allí presentes.
  • Mantenimiento, limpieza e inspección periódica del sistema de climatización de los hoteles, ventilación constante y comprobación de su funcionamiento y eficacia para prever una buena calidad del ambiente en los hoteles.