Calidad del Are en el interior de los centros comercialesLa calidad del aire en los centros comerciales se encuentra en la categoría IDA 3, según el Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios (RITE). Esto supone que el ambiente en estos edificios tiene una predisposición de calidad media y, dependiendo de su mantenimiento y renovación del aire, los niveles de contaminación aumentarán o se reducirán.

Los factores que afectan a la calidad del aire interior en los centros comerciales son las deficiencias en la ventilación (concentración de CO2), la calidad del aire exterior (normalmente influenciado por el tráfico en los aparcamientos del centro comercial) y la presencia de fuentes contaminantes en el interior (falta limpieza, exceso de CO2). Además, los centros comerciales se caracterizan por tener distintas localizaciones en las que se realizan diferentes actividades de ocio (restaurantes/cafeterías, cines, recreativos, tiendas especializadas (mascotas, electrónica) que incrementan el nivel de contaminación del aire interior.

Llevar un control de la calidad del aire en estos establecimientos es fundamental, puesto que, según los últimos estudios, las personas acuden cada vez más a los centros comerciales a modo de pasa tiempo, incrementándose esta tendencia cada año. Este es un sector que está en continuo crecimiento a pesar de la crisis. De hecho, se prevé para los próximos dos años, la construcción de 26 nuevos centros y ampliaciones en toda España.

 

Control de la calidad del aire en los centros comerciales

Los expertos en CAI de ACTUALIA recomiendan controlar la calidad del aire interior en los centros comerciales teniendo en cuenta distintos factores:

  • Localización: deberán situarse en zonas donde la latitud no sea demasiado baja, ya que el sol puede producir una carga térmica muy importante en los edificios, lo que puede plantear serios problemas de difícil solución para controlar el ambiente interior mediante instalaciones de climatización.
  • Construcción: un centro comercial de constitución cerrada va a tener una consideración arquitectónica encaminada a establecer una cierta relación interior-exterior a través de cerramientos con una transparencia más o menos importante. Si esto no se hace con una correcta protección solar puede producir el efecto de radiación directa procedente del sol generando una temperatura, que puede ser percibida por las personas, a niveles superiores de 25ºC
  • Sistemas de climatización: es muy importante controlar y renovar el aire interior en los centros comerciales para que la temperatura del ambiente produzca confort en las personas. Los locales en el interior del propio centro han tratarse también mediante sistemas de climatización con el fin de contrarrestar los efectos térmicos de las potencias eléctricas dedicadas a la iluminación.
  • Movilidad: este es un sector que provoca un alto grado de movilidad generando contaminación acústica y del aire en los alrededores del centro por el efecto del flujo de automóviles que se produce.
  • Concentración: en las horas de ocio se producirán aglomeraciones de personas en los centros comerciales que van a contribuir a la modificación de las características higiénicas del aire del interior del mismo.
  • Productos: los edificios comerciales, además de los productos de alimentación, ofrecen artículos de electrónica (ordenadores, tv), ventilación, cocina y estética, que muchos de ellos se encuentran en funcionamiento para ofrecer al público una muestra. La radiación y elementos contaminantes que desprenden estos productos influye de manera negativa en la calidad del aire interior de los centros comerciales. Se recomienda separar cada localización de tiendas especializadas con unas condiciones de ambiente y limpieza adecuadas.
  • Limpieza: las personas que circulen por los centros comerciales van a tocar y probar los mismos productos, asientos, estructuras (barandillas, ventanas), por lo que es necesario una limpieza y desinfección profunda de todo el establecimiento con el fin de reducir la concentración de microorganismos y bacterias en el ambiente.

 

En los edificios comerciales pueden generarse una gran cantidad de contaminantes que afectan al aire interior (polvo formaldehído, olores COV, Monóxido de carbono  CO, Dióxido de azufre S02, Óxidos de nitrógeno NOx, alérgenos) pudiendo provocar efectos nocivos en la salud de las personas (clientes y trabajadores) que se encuentran en estos establecimientos. Los efectos más comunes son irritación de ojos, problemas respiratorios, dolor de cabeza pudiendo degenerar en enfermedades (asma, cáncer de pulmón) si la exposición a una mala calidad del aire interior se produce de manera prolongada.

Los expertos en CAI de ACTUALIA pueden analizar la calidad del aire interior en centros comerciales para ofrecer las mejores soluciones mediante una estrategia personalizada que permita reducir los contaminantes concentrados en los edificios y poder convertirse en un centro que ofrezca las mejores condiciones de confort, bienestar y salubridad para las personas.